[Poema On Air]




Tricky Goes ToHollyWords, de Imagina cuántas palabras, recitado en la radio. Minuto 45:40:

[En Revista Tarántula]



Reseña de Javier Cristóbal

Siempre he creído que es una determinada mirada la responsable de engendrar el misterio de la poesía. Una educación de la sensibilidad, una perseverancia en la indagación, una conjunción de estados mentales y situaciones que permiten a la inteligencia regresar de su propio abismo con algo más que palabrería alucinada. Cuando se consigue habitar ese estado de gracia, el lenguaje deja de ser máscara para convertirse enrevelación. Y entonces ya no tiene sentido hablar de la técnica porque se hace patente la absoluta necesidad de la palabra precisamente en aquello que tiene de verdadero.
Esto es más o menos lo que me sucede leyendo el delicioso poemario de David Benedicte, “Maremágnum 44”. Puedo imaginarme a su autor habiendo encontrado ese lugar de acuerdo esencial con las cosas en el que la inteligencia queda librada a un descubrimiento gozoso del mundo, sin perder por ello su filo de peligro.
.16:32
44º
en el exterior
cuatro
y media
de la tarde
niño
con pelota
en el patio
¿por qué?
Puedo imaginármelo como un replicante tumbado en una playa no demasiado concurrida que repite las palabras de Roy Batty, “Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: Atacar naves en llamas más allá de Orión… He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser…”
mientras deja que el verano y el mar hagan su trabajo templándole los nervios; el mundo, por supuesto, sigue siendo una cosa de locos, pero una cosa de locos cojonuda si el escenario incluye encontrase en posición decúbito supino dejándose acariciar por el sol de las últimas horas del día.
pulcritud
He visto
a adultos
mentalmente
sanos
pasar más
tiempo
adecentando
y extendiendo
la esterilla
playera
que el que
dedicarán
durante el resto de sus días
a velar por
los derechos
y deberes
civiles
de sus primogénitos.
Entonces es el momento de la perplejidad gozosa. De la conciencia del absurdo que lejos de hacernos desesperar nos reafirma con una sonrisa en la existencia. El cuerpo, en su propio deleite, en su absoluta comodidad, ha desaparecido, y deja que la mirada se emancipe y penetre en la realidad haciendo diabluras, a la vez que se observa a sí misma.
Sin duda es un momento mágico. El momento de la epifanía que aparece exactamente por no haber sido perseguida.
génesis
niño
muy niño
acuclillado
inspecciona
a insecto volador
que flota en el agua
de la piscina
insecto volador
muy insecto volador
acongojado
acecha
a niño
evidencia
ese cruce de miradas
el secreto de la existencia.
Ahora bien. No crean que basta con embadurnarse de crema protectora, depositar las carnes en la arena y esperar a que se vayan abriendo grietas en lo cotidiano para atrapar la maravilla. Para eso, amigos míos, hay que ser poeta. Poseer esa rara cualidad que te permite disparar en el centro del mediodía.
Y a estas alturas ustedes ya saben que el señor Benedicte posee una envidiable puntería.

[ On The Road (Again)]



Premio a "Imagina cuántas palabras"






Hola a todos,

No podíamos escribiros con una mejor noticia para el libro y para todos. Nos acaban de otorgar el Ministerio de Educación-Cultura y deporte el 1er premio en la modalidad de obras genereles y de divulgación al libro mejor editado en el 2013.

El Premio es de todos así que ¡enhorabuena! y ¡a celebrarlo! Esto no habría sido posible sin vuestra generosísima ayuda, colaboración y confianza en el proyecto.

De todas formas seguimos en la misma lucha y viaje.
Salud y besos a todos.

Clemente y Carolina


[Antoloogía Al Canto]


[Pazz Entre Amigos #4]


[Pazz Entre Amigos #3]


[Pazz Entre Amigos #2]



De la poética, ya loco

Estos cinco poemas a David Benedicte
por la gracia de Merlín. 
Amigo y Poeta mayúsculo.

1

Hay locuras que son mentira,
Envenenamiento, borrachera,
Fingimiento, abducción,
Trance místico, penar
Y mal de amores, entre otras
Halitosis que expelen almas
Cuarteadas, llagadas
Y acaso malditas
De pus incontinente.
Pero la locura exuda perfume,
La quintaesencia que favorece
La sonrisa del que mira,
Con la cara lavada y limpia,
Al loco verdadero.

2

Una deuda con el poeta
Impagable transmisión de sabia
Que al árbol de las palabras
Enristradas y cantarinas
Vitalizará para fabricar hojas
Y ramas, unas tiernas otras…
Con la dureza que la vida obliga
A nacer vigas por varas,
Pero todas almas encadenadas
Al primer poeta que a la memoria
De otro poeta llegó a descansar.

3

Ser escriba, para que no se amustie
La tronca que me ha tocado en suerte,
Que si muere me iré dos veces
Una con la dentellada del silencio
Y otra con el envite a la vacuidad.
Escriba creía, por fotógrafo del alma
Pero es por eyaculador del hormiguillo
Que da la vida a las hojas cuajadas
De letras negras sobre cuarterones
De pantallas de azúcar cristalino,
Como cabeza plana y chupadora
De mi pecho cerebral que amamanta
El bucle eterno del nacimiento
Del verbo fino, del poema terminado
En la computadora necesaria.

4

Ya recapacitado el axioma
Sin respuesta plausible y verdadera,
Emerge un pensamiento:
Pariendo versos la deuda se paga
Con Juan Ramón, con los Luises, con Pablo,
Con César, con Rubén, con Aníbal,
Con Antonio, con Vicente, con Guillermo,
con…
Y con Juan de la Cruz,
El más grande entre los grandes.
Gracias por el préstamo,
Espero que el reembolso,
Con los intereses, esté a la altura.

5

Me fui quedando ciego
Del fulgor de los folios blancos,
Noches enteras delante de ellos
Sin poder atemperar el brillo,
Sin palabras que amansaran la fiera
Chupadora de las ubres neurales
De los poetas y escribanos.
Oh cuando el silencio se apodera
De la pluma, de la suave y cantora tecla,
Entonces fui perdiendo la vista
Y ganando el oído necesario
Para escribir de adentro,
De un lugar que abría oscuro
Y más tarde se encendía como la aurora
Para ver la vida desde allí
Límpida, olorosa, veraz, real,
Como monstruo fotogénico.
Es cortesía de Editorial Amarante.
Copyright Carlos de Tomás y Editorial Amarante, 2014.
Prohibida la reproducción sin consentimiento de los titulares de los derechos de autor.
* * *

Para adquirir el libro o consultar la ficha de Editorial Amarante: 
http://editorialamarante.es/libros/poesia/dementia-inmaculata
Saldrá dentro de unos días en versión impresa.