[Carta desde París]





Definitiva y pánicamente, este Fernando Arrabal es el terror de los carteros españoles. Basta con ver dónde ha puesto el sello y mi dirección (J.I.L. de Tena, 6). ¡Un crack!

No hay comentarios:

Publicar un comentario