[Poeta En Vallekas]



Ciclo de poesía contemporánea en Vallecas: POéTIKAS en La esquina del Zorro. 
20:00H
Sesión I / 11:10:2013
Con: Roxana Popelka, María García Zambrano y David Benedicte.

Dio comienzo, en la librería La esquina del zorro, POéTIKAS, poesía contemporánea en el barrio de Vallecas. Este nuevo ciclo de poesía nacía con la intención de establecer un espacio común, de encuentro y comunicación con los vecinos del barrio, que fuese la poesía el pretexto para establecer este vínculo. En esta primera sesión se acercaron hasta el barrio las poetas Roxana PopelkaMaría García Zambrano y el poeta David Benedicte, para un reducido número de asistentes, pero interesados en esta iniciativa, motivo y valor en sí, que dio pie a que se creara una atmósfera apropiada, capaz de generar un clima de atención y respeto: vecindad. En este contexto, la voz y el oído, asociados en una tarde noche contra el ruido estremecedor de las ambulancias y el embrutecido griterío de un España-Bielorrusia sin importancia. Pan y circo o corchopán y la poesía clavada sobre él, como mariposa rara y coleccionable, atravesada por un alfiler.

INTERACTUAR

 Ubicar un espacio de encuentro, ejercer una relación recíproca autor-lector-público-etcétera, en definitiva comunicarnos. Si nos marcamos un objetivo como tal, éste se consiguió, máxime cuando alguien del público, en la pequeña tertulia que se dio, una vez acabada la intervención de los poetas, propuso que se leyese un poema más de cada uno, pues se había quedado con más ganas de poesía; una lectura de una hora y cuarto se hizo corta. Por si fuera poco, otro alguien, propuso enriquecer esta nueva intervención de los poetas invitándoles a que se intercambiaran los papeles; es decir, este vecino, además quería experimentar la voz de un poeta con el texto del compañero de al lado y así sucesivamente. Advertimos tal indagación y tanteamos entonces la posibilidad de incorporar en sucesivas sesiones del ciclo este broche final, pues fue el vecino quien dispuso y entra dentro de la intencionalidad de esta iniciativa, de eso se trata: Interactuar. Además nos servirá como elemento reconocible en  POéTIKAS, de aquí en adelante.

CORROSIVA Y DESOLADORA

Eran poco más de las 20:00 h cuando Roxana Popelka abría el turno de los poetas; ella, que domina el escenario como pocos, enseguida consigue captar la atención de los espectadores. Tierna, suave, pero tan corrosiva y desoladora como el propio tiempo que vivimos (como una vez se dijo de ella), nos lanzaba una batería de poemas eléctricos, que al poco nos aturden; como en la pesca eléctrica, que se aprovecha las propiedades de la electricidad para paralizar a los peces, sacándolos de sus refugios y poder capturarlos así, con facilidad. Poesía comprometida, social y cosmopolita, inconformista y salvaje. Nos ofreció un recorrido por toda su trayectoria poética, desde finales de los 80 hasta hoy; también con poemas recién salidos de la punta del lápiz y otros tantos de los poemarios “Ciudad norte” y “Simplemente nada común”, ambos recogidos en su antología poética  “Cumpleaños feliz 1989-2009” junto con otro material inédito. Dos intervenciones intensas, quizá la segunda algo más política que la primera, pero en todo caso capaz de hechizar al público, en consecuencia, portearle al cavernoso poblado de la reflexión. Interrogantes que nos llevábamos a casa; respuestas y certezas encumbrando la palabra. Que sirva la poesía para plantarle cara al sátrapa de turno.

ASOMBRARSE, COMO POCO

Todavía aturdidos, se daba paso a la primera intervención de María García Zambrano, puesto que los turnos se establecieron en dos bloques. De María decir, y defender también, el porqué, según los entendidos del tema, “Menos miedo” fue uno de los libros de poesía más sobresalientes de los publicados en el año pasado. Nos ofrecía, de este libro, una magnífica lectura. Quiso buscar la seguridad levantándose de su asiento, y no sólo la encontró, afianzándose enseguida, sino que desde el primer verso los asistentes empatizaban con la poeta, con su poesía honda y muy personal; de quien sabe escoger las palabras adecuadas para sanar sus propias cicatrices. A asombrarse, como poco, tocaba; bocas abiertas, paladares al aire y tañeron sus esquilas. Pero fue en su segundo turno, cuando los poemas como puñetazos al rostro. Convidándonos a unos cuantos poemas inéditos, algunos de “Resistencia pacífica”, libro en construcción y con una veta social muy interesante, y otros tantos de un libro cuasi terminado y espectacular por su ferocidad: “La hija”, al que habrá que estar muy atento, y del que no cabe duda que no pasará desapercibido. Agradecemos hoy, también en un futuro, a todos los poetas la generosidad y el esfuerzo por desplazarse a este barrio, y además hacerlo de manera desinteresada, pero esta gratitud ahora se la queremos hacer llegar especialmente a María por su constante lucha, y su sonrisa por supuesto, ante la zancadilla que a veces nos pone la vida.

ECLÉCTICO NO: ELÉCTRICO

Decía Francisco Umbral referenciando, “Valium”, la segunda novela de David Benedicte, que había nacido un escritor, a no ser que éste se matara en una moto, cayese en las drogas o terminara sus días en la cárcel de Carabanchel (afortunadamente ya desaparecida); lo que desconocía Umbral es el extraordinario desembarco de David en el mundo de la poesía. Premiado y reconocido, como narrador, como poeta también; con varios poemarios en su haber, como Biblia para becarios, Maremágnum 44, Poemarx o su última publicación Santa Claus va a Rihab, nos proponía desde una libreta que portaba la figura del Che en su portada, acomodada sobre una de sus rodillas, poemas aparentemente narrativos, pero por encima de todo mordaces e irónicos. Benedicte tiene el don de no dejar títere con cabeza, políticos de toda condición, escritores falsarios y otras adormideras, han caído en sus garras; también tiene la habilidad, desde el minuto uno, de establecer desde su poesía un diálogo crítico con el receptor de la misma. Si decíamos “electricidad” de la poesía de Roxana, y sin establecer paralelismo alguno, ni ninguna otra similitud, la de David, causaba el mismo efecto que cuando se introduce un micro-ondas conectado a la red en una bañera llena de agua, que a ver quién tiene huevarios a meter los dedos de una mano para comprobar la temperatura del agua.

EN LA POESÍA-HA-DE HABER- LOCURA

El mismo David es quien sostiene que en la poesía ha de haber locura, y no sólo lo plantea el poema que para la ocasión tiene escrito, sino que además, lo lleva hasta sus últimas consecuencias ante el espectador. Así acabó su intervención, también esta primera sesión del ciclo. Posiblemente uno de los aciertos de este ciclo sea este abanico de posibilidades que nos ofrece la poesía, su multitud de propuestas y las diferentes maneras que tienen los poetas de entenderla; en todo caso, generando una sensación de sorpresa continua, capaz de mantener la atención de un público ajeno a esta arista de la literatura, subirle en una especie de montaña rusa en la que lo único que está claro es el no tener muy claro lo que viene después. Os invitamos a descubrirlo en la próxima sesión, la del viernes 25 de octubre, a las 20:00H, con Marta SanzAlfonso López y Pepe Ramos. Poetas diferentes entre sí, pero con el denominador común de la pericia en sus versos.

Gsús Bonilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario