[Galiza Caníbal]





EL CORREDOR DE FONDO PIERDE EL ALIENTO

Huyendo de una vida llena de renuncias

de su liturgia obesa y aceitosa,

mediocre en sus comunales fracasos,

lágrimas de hielo, indignación contenida

no ha llegado el tiempo de ejercer

su rebelión,

ni de llevar a cabo

su venganza definitiva

contra un mundo injusto, homicida, y cruel,

por la inutilidad de su propia vida

solitario, enfermo y fatigado,

la muerte se anticipó y llegó antes.

otoño, 95

EPITAFIO

Escupidme encima cuando paséis por delante del lugar donde yo repose, enviándome un húmedo mensaje de vida y de furia necesaria.


Poema y epitafio de existencialista Lois Pereiro (Monforte de Lemos, 1958; La Coruña, 1996).

La toporgrafía es del pánico Roland Topor (París, 1938-1997).

2 comentarios:

  1. no ha llegado el tiempo de ejercer

    su rebelión,

    ni de llevar a cabo

    su venganza definitiva

    ResponderEliminar
  2. Gracias por estar ahí, Babel.
    Y sí, creo lo mismo que tú y que el genialísimo Lois. No ha llegado el tiempo. Pero llegará.

    ResponderEliminar