[Luminosa Poética del Arroz Negro]






Digerir un verso en toda su intensidad suele ser trabajoso, penetrar en los matices de un poema, es una glotona aventura de emociones, pero cuando intentamos quedarnos como invitados entre las diferentes estancias de un libro de poemas como MAREMÁGNUM 44 y reconocer todo los elementos que componen su equipamiento es abrumador; dejarse llevar por la diversidad de pinceladas, -como en este caso-, nos sentimos atropellados por una cascada de voces derramándose a golpes de poética descarada, locuaz, diferente y sobre todo ferozmente crítica con cuanto de hipócrita tienen nuestras actitudes y costumbres diarias en este contexto social e ideológico en que estamos viviendo o conviviendo.

dejar
los problemas
para más tarde
es una estrategia estúpida.

Es por ello que resulta una aventura intensa y apasionante, y desconcertante las más de las veces, sus giros, sentencias metametáforadas y otros guiños descriptivos sin solución identificativa me descoloca y marea, como un espectáculo en donde el observador se enfrenta a una interminable sucesión de escenarios, comportamientos y tiempos sociales de dudosa humanidad.

La palabra de David viene, golpea y se larga descaradamente mirando con desprecio la herida verbal que corroe al sujeto y le sangra en todos los tiempos posibles.

Me descoloca, para empezar, ese


…rrrrrrrrrrr/
ro/
rom/
rompe/
una avioneta/
el armónico/
horizonte…/
de los bañistas/
habituales…,

y que con descaro nos “recuerda”

…las moscas no/
se pueden bañar…

mientras

…nunca/
surfeará/
un cadáver/
en el mar la mar…

y es que según su

…anuncio por palabras/
ser poeta/
es/
pasarse la vida/
viéndolas/
venir…

y así un poema tras otro

…pergeñando/
coyunturas/
que vayan/
más allá/
mucho más allá/
de lo decente…/

y

…si nos fijamos/
no hay nada tan quieto /
como las olas.

Y en este constante ardor creativo desestructura poemas dejando que las palabras adquieran en estas nuevas estéticas otras dimensiones emocionales.

Y así recorriendo hacia delante y atrás, que mas da, este hervor poético uno no sabe si el enunciado

¡ c h o f !
Sal gorda
Salmonela blues
After sun
¡ g u a u !

provoca el poema o el poema provoca el enunciado lo que si puede deducir es que no queda títere con cabeza en este minimalismo crítico-poético.

…el día que/
Flavio Briatone/
descubrió la poesía/
ay, aqel día/
ese día/
comenzó la/ cuenta atrás…



(… Actor secundario, la cumparsita y mal-buen karma/….)

se repiten durante tres veces entre algunas otras repeticiones menores de otros enunciados, con ello David nos recuerda la mierda de personajes que en realidad somos todos y que “vivimos” babeando ego, cuando en realidad somos eso, unos personajes secundarios que, parafraseando la cumparsita, nos pasamos la vida bailoteando sin sitio a donde ir esperando ese mal o buen Karma que nos saque de este lozadal pestilente.

a c t o r s e c u n d a r i o

el aparato
de aire
acondicionado
ríe e interrumpe
el silencio.


l a c u m p a r s i t a

¡waiter
tomaría
un poco más
de sangría!


m a l k a r m a

qué
coño
todos
vamos
cayendo
juntos
por el trampolín.


Y para acabar mi fatigosa retórica que anda con las palabras entorpecidas por el desconcierto, me aparto de la palabra con este poema en el que confluye la fluorescente estética descojonada, desconchada y descuartizada con la mas fina ironía de la crítica política y social a esta putrefacta sociedad.


g l o r i a m a l d i t a

requeteposeído
por el espíritu
de Gloria Fuertes
libero
de su corrrrrrrRRRRRRRea
mis versos
en el recinto (ferial)
en que habéis
convertido
cabroooOOOoones
ceeeEEEEeeerdos
asesiiiiiiIIIIIIIIIIIIiiiiiiinos

este pipicán
desangelado

soy la niña
del Exorcista
poetisa
ahijada del padre
Karras
sobrinanieta del maligno
Belcebú

y meo hoy
en mi condición
de maldita
de una generación de generales genocidas
desengloriándome
fuertesanalmente
dos o tres litros
de ácido sulfúrico
sobre vuestras
pútridas conciencias

ceeeeeeeeeEEEEEEEEEEEeeeeeeeerdos
¡ajhi ut ed atuuuup
aaaaaaal ceha ecol arrrrrrmi!
asesiiiiiiIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIiiiiiiinos
cabroooOOOoones


hablo medio
adormilada

¡AAAaaaaaaAJHI!
¡ECCCCCCdddddddCCCCCOLLL!

en una lengua
desconocida

¡help me! ¡help me!
¡HELP ME!
¡meeeeeeeeEEEEE QUEEEeeeeeeeema!

¡MEEEEEEEEEEEEEE QUEEEEEEEMAAAAAA!

para el mundo
de la vigilia
¡miiiiiiiIIIIIIiiira
miiiiiiiiiira lo que hace
la puta de tu hiiiiiiiiiIIIIIIIIIIIjjjjjjaaaaa!
simplemente
soy
eso
poeti
sa
ya lo he dicho
poeti
sa
y sufro
pérdidas
de

ori

na.


Gracias a todas y todos. En especial, a este gran amigo y poeta
David Benedicte.

Texto de Antonio Martínez i Ferrer.
07-02-2012 La Barraca de Agüas Vivas.

Leído en la presentación conjunta de 'Maremágnum 44'
y 'El azul de los lápices', de Rafael Correcher Haro,
en el café cultural Rayuela,
de Burjassot,
que fue organizada por el colectivo poético Carpe Diem
(¡gracias por estar ahí, Javier!).

Las fotos son de Rafa Gassó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario