[Reseña Sin Saña]



Lo primero que quiero mencionar de esta novela, que empecé a leer anoche, y que justo acabo de terminar hace unos instantes, es que su interior, la forma en que está escrita, es casi tan llamativa como su portada. El autor emplea una forma original de escribir. No emplea las mayúsculas a inicio de frase, no usa los guiones para indicar los diálogos...
Aparte de eso, he de decir que la novela está bien, es entretenida, pero no es uno de esos libros que calificaría de "extraordinarios". Se nos presenta un lugar mítico, el cielo "cristiano" por llamarlo de alguna forma, que nada tiene que ver con lo que hemos imaginado durante toda la historia. Se ha convertido en un reflejo de nuestro mundo porque Dios, cansado de llevar las riendas, de perdonar a todos los pecadores hagan lo que hagan, se ha refugiado en su enfermedad, el alzheimer. Los cuatro protagonistas de este libro buscan a Jesucristo, que desengañado y resentido con su padre, se esconde para no tener que reemplazarle en su labor.
El libro se va dividiendo en partes que corresponden a cada uno de los personajes, y el autor trata cada parte de manera distinta: en algunas, habla en tercera persona, en otras, en primera...
Una novela sin duda, original, con la que se pasa un buen rato.

Puntuación:

No hay comentarios:

Publicar un comentario